Sebastián Vega (Foto: Libertad)

El plantel de Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia -como al principo de la temporada- volvió a sufrir los embates del COVID-19 tras detectarse un caso positivo de la enfermedad.

Según informó el club, el jugador afectado fue Sebastián Vega, a quien se le realizó un PCR el 31 de marzo y dio positivo. Eso generó de que se activaran los Protocolos y fueran considerados “contactos estrechos” y aislados Juan Fernández Chávez, Juan Manuel Rivero, Phillip Wheeler y Franco Ferraria, y se esperaba por los resultados del hisopado practicado a Yoanki Mencía.

GECR también reportó como caso positivo de COVID-19 el de Melina Musi, esposa de Jonatan Treise, por lo que el base también quedó aislado y se lo equiparó como “contacto estrecho”.

El club comenzó gestiones ante la AdC ya la parte afectada del plantel (que desde casi diez días se entrenaba en Comodoro Rivadavia) no podrá viajar hacia Buenos Aires para afrontar la serie de octavos de final frente a Hispano Americano cuyo inicio fue previsto para el 7 de abril.