Erik Thomas (Foto: Gentileza Prensa CABB)

Libertad de Sunchales decidió ocupar una de las dos fichas vacantes tras desvinculación de Juan Cangelosi y contrató al paranaense Erik Thomas (23, 1.96) por el resto de la temporada.

Thomas recientemente se desvinculó de Regatas Corrientes. Entrenó con el plantel hasta antes del receso de diciembre momento en que le pidió al entrenador Lucas Victoriano tener más minutos. Como eso no fue posible tras el descanso prefirió no volver y rescindió el contrato.

La historia de Thomas es un tanto particular. Es hijo de un ex jugador de LNB, James Thomas, quien pasara por diferentes equipos y fuera campeón con Ferro Carril Oeste. Antes de volverse a su país James se casó con una jugadora argentina de voley y de esa unión nacieron dos hijos, Erik y Stephanie. Con los Thomas retornados a EE.UU los hijos siguieron el camino del padre, jugaron en la NCAA y con el tiempo integraron las selecciones argentinas.

En el caso específico de Erik se mantuvo en el básquetbol universitario estadounidense hasta 2017 cuando después de su paso por Wesley Chapel High School (“Jugador del Año”) formó parte de la Universidad de New Orleans. Con ella Erik alcanzó las mejores menciones y resultó uno de sus principales jugadores con promedios de 19.3 puntos, 7.8 rebotes y 2.3 asistencias.

Terminada su carrera universitaria y entusiasmado por un par de citaciones del entrenador Sergio Hernández, Thomas se colocó en el radar de la Liga Nacional y en agosto 2017 Thomas fue contratado por Regatas Corrientes. En su primera temporada (2017/18) alcanzó a jugar 30 partidos con 3.5 puntos y 1.8 rebotes en 8.7 minutos. En 2018/19 estuvo presente en el Torneo Súper 20 (4.1 y 3.1 en 10’) y en la actual edición participó de cinco partidos (5.6 y 4.8 en 13’).