Copa Intercontinental

La Federación Internacional (FIBA) anunció la creación de la Copa Intercontinental de Clubes cuya primera edición se jugará en Río de Janeiro, Brasil, entre los días 15 y 17 de febrero.

De la misma participarán:

Flamengo (Brasil) → Club organizador
San Lorenzo de Almagro (Argentina) → Campeón Liga de las Américas
Austin Spurs (Estados Unidos) → Campeón G-League (Liga de Desarrollo NBA)
AEK Athens (Grecia) → Campeón Liga Europea FIBA

El torneo tendrá formato de Final Four y constará de cuatro partidos. El día 15 se enfrentarán las semifinales y el 17 la definición entre los ganadores. Los cruces determinados, fueron:

15/02: AEK ATHENS vs. SAN LORENZO DE ALMAGRO (1)
15/02: FLAMENGO vs. AUSTIN SPURS (2)
17/02: PERDEDOR 1 vs. PERDEDOR 2
17/02: GANADOR 1 vs. GANADOR 2

En rigor de verdad este no es otro que el relanzamiento de un torneo que se venía disputando en el pasado con diferentes nombres y que ha tenido diversas etapas y formas en el tiempo.

Su época de mayor estabilidad se dio entre 1965 y 1988 cuando se jugó de una manera regular. Luego se discontinuó y hubo una edición que se disputó en Rosario y Atenas, con partidos de ida y vuelta, en 1996 (Olimpia de Venado Tuerto y Panathinaikos). El último relanzamiento se dio en 2013 y se mantuvo hasta el presente (cinco ediciones) cuando en una sede y a 2 partidos el campeón de Europa y América se enfrentaban por el título. La cantidad de juegos se redujo a uno en 2017 y 2018. El último campeón fue el Tenerife de España tras vencer a Guaros de Lara.

El único equipo argentino que pudo ganar este certamen ha sido Obras Sanitarias cuando en 1984 obtuvo la Copa Renato William Jones dejándolo atrás al entonces poderoso Pallacanestro Cantú. Ferro Carril Oeste y Olimpia de Venado Tuerto fueron subcampeones en 1987 y 1996.

En esta oportunidad FIBA dio el primer paso para que a futuro esta Copa Intercontinental se transforme en un Mundial de Clubes con representantes de cada continente. Y a juzgar por los participantes todavía falta. La compatibilización de agendas y encontrar quiénes solventen los costos suelen ser los principales problemas. En esta edición los clasificados deportivamente serán sólo dos y deberán eliminarse entre sí antes de la definición (San Lorenzo y AEK).