Sebastián Chaine (Foto: Prensa Lanús)

El pivote argentino Sebastián Chaine (33, 2.06) se sumó al grupo de jugadores argentinos que participa del ascenso uruguayo (Torneo Metropolitano) al ser contratado por Lagomar.

Chaine ocupará el lugar del argentino Gonzalo Alvarez, quien fue cortado por el entrenador Mauricio Rodríguez presuntamente en decisión táctica y con el objetivo de ganar centímetros bajo el aro. Alvarez (1.97) promediaba 11.8 puntos, 5.0 rebotes y 1.8 tapones en 29 minutos.

Sin embargo, la llegada de Chaine se dará en el marco de una convulsión interna en Lagomar por cuanto el hermano de Gonzalo, Sebastián (también argentino), en solidaridad abandonó el equipo y horas después hicieron lo propio los primos uruguayos de éstos, Javier y Nicolás.

El equipo de Canelones no ha comenzado bien y perdió 3 de 4 partidos de manera consecutiva, dos de manera holgada frente a Colón y Sayago y aún debe jugar con el pelotón de arriba.

Chaine, surgido desde la cantera de Gimnasia de Lomas, los dos últimos años los recorrió en Lanús (Torneo Federal) y posee antecedentes sucesivamente en Boca Jrs, Ciudad de Bragado, Ciclista Juninense, San Lorenzo de Almagro, Temperley y Monte Grande. Su experiencia en el exterior no le será nueva por cuanto alguna vez jugó en Chile para Provincial Llanquihue.

En total, sin contar los dos hermanos Álvarez, quienes estaban radicados temporalmente en el vecino país, eran cinco los argentinos que jugaban el ascenso uruguayo: Jonatan Slider (25 de Agosto), Martín Leiva (Larre Borges), Damián Tintorelli (Club Olivol Mundial, figura del torneo y líder en puntos y rebotes, 23+12), Leonardo Mainoldi (Stockolmo) y Agustín Cáffaro (Urupán).